Por Rick Warren

“Vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido.” (Efesios 4:1 NVI)

ogovidadignaDios nunca, nunca, nunca, nunca dejará de amarte. Siempre vas a ser amado. Nada puede destruir tu relación con Dios. Si comprendes este hecho, tu vida cambiará.

Romanos 8:38-39 dice; “Estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios. Ningún poder en las alturas ni en las profundidades, de hecho, nada en toda la creación podrá jamás separarnos del amor de Dios, que está revelado en Cristo Jesús nuestro Señor.”  

Cuando pones tu mano en la mano de Dios, ÉL la sostiene y nunca la suelta. Habrá veces que te gustaría que te soltara, pero Él nunca lo hará. Estás eternamente seguro. Una vez que has nacido en una familia, no puedes dejar de pertenecer a ella. Una vez que naces de nuevo, no puedes estar fuera de la familia de Dios. Una vez que tu nombre está escrito en el libro eterno de la vida, no se puede borrar. Es tinta indeleble. No importa cuántas dudas o miedos tienes o cuántos pecados te comprometan. Si pones tu confianza en Cristo, Él dice, nada – ¡nada! — te separará de Su amor. No importa lo que enfrentes en la vida, nunca lo enfrentarás solo.

Esta es la buena noticia: eres perdonado y eres libre. Dios es para ti, y nunca va a dejar de amarte.

Es por eso qué miles de personas han sacrificado dinero para dárselo a Esperanza Diaria, para que podamos propagar este mensaje de esperanza. De por qué la Iglesia Saddleback fue construida. Es por eso que estamos haciendo el Plan de paz. Es por eso qué entrenamos pastores alrededor del mundo. Es por eso qué hacemos ministerio de jovenes y ministerio de niños y cientos de otros ministerios, porque nadie puede ofrecer lo que Jesucristo ofrece: Una vida de libertad y perdón, paz y poder y propósito que sigue y sigue por toda la eternidad.

¿Cuál debe ser tu respuesta? “Vivan de una manera digna del llamamiento que han recibido.” (Efesios 4:1).

Vivir de manera digna. Vivir con esperanza y compartir esa esperanza con otros.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son tus miedos el día de hoy? ¿Cuáles son tus preocupaciones para mañana?
  • ¿Qué crees que Dios quiere que hagas con esos miedos y preocupaciones?
  • ¿Qué significa para ti “vivir de manera digna”?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s