Por Rick Warren

“Dios bendice a los que tienen corazón puro, porque ellos verán a Dios.” (Mateo 5:8 NTV)

La Biblia dice en Mateo 5:8 “Dios bendice a los que tienen el corazón puro, porque ellos verán a Dios” (NTVI).

La expresión “verán a Dios” significa experimentar la presencia de Dios. Los creyentes que tienen un corazón puro llegan a sentir el poder de Dios. Llegan a conocer el propósito de Dios para sus vidas, también llegan a vivir en la paz de Dios y experimentan el perdón de Dios.integridad1

¿Quieres ser una de esas personas? En estos días no se habla mucho acerca de ser puros de corazón, pero si se usa la palabra “integridad”. El ser una persona con  integridad no significa ser perfecto,  porque si así fuera, ninguno de nosotros podría ser integro.

Entonces, ¿qué significa tener integridad?

Integridad es entereza.
Mucha gente piensa en su vida como un pastel, y las diferentes partes de su vida son los pedazos divididos. Una parte del pastel es mi carrera. Otra es mi vida laboral. Otra es mi vida espiritual. Otra esta es mi vida familiar. Otra es mi vida social. Y otra es mi vida secreta – mis compulsiones, adicciones, y las cosas que nadie más conoce.

Si divides tu vida de esa manera, careces de integridad, porque tu vida no es un todo entero. Integridad significa que eres la misma persona con todo el mundo, en tus palabras, acciones y motivos, sin importar con que parte de la vida  estás tratando.

Integridad es la autenticidad.
Durante las obras de teatro de la antigua cultura griega, existía un artista que desempeñaba múltiples personajes en el escenario. Él entraba en escena con una máscara y luego iba a los camerinos a ponerse una máscara diferente para interpretar a un personaje distinto. A este artista se llamaba los “hupokrites” y es de donde obtenemos la palabra “hipócrita”.

Cuando usas máscaras para aparentar una forma de ser delante de algunas personas y lucir de manera diferente con otros, es una falta de autenticidad. Dios quiere que seas exactamente la persona que Él quiso que fueras, sin importar quién te está mirando.

Integridad es una motivación genuina.
Esto significa que haces lo correcto, y lo haces por la razón correcta. Tus motivos son puros y no entremezclados. Eres sincero y directo en todos los ámbitos de tu vida y con todas las personas. Oras para hablar con Dios y no para impresionar a otras personas.

Nosotros usualmente estamos interesados ​​en la imagen, pero Dios está interesado en la integridad. Estamos interesados ​​en la reputación, pero Dios está interesado en el carácter. La reputación es lo que otros piensan que eres. La integridad es lo que realmente eres. La reputación es lo que eres en público. La integridad es lo que eres cuando estás a solas con Dios.Dios bendice a los que tienen integridad. Ellos llegan a ser los amigos de Dios.

“El Señor detesta a los de corazón retorcido, pero se deleita en los que tienen integridad” (Proverbios 11:20 NTV).

Reflexiona sobre esto:

  • Las personas en cada área de tu vida – tus compañeros de trabajo, compañeros de clase, familiares y amigos – ¿utilizan todos las mismas palabras para describirte? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Qué impide que muestres vulnerabilidad en tus relaciones?
  • ¿Sienten las personas que pueden bajar la guardia contigo? ¿Cómo muestrasa otros que los aceptas tal y como son?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s