Por Rick Warren

“Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.” (Proverbios 28:13 NVI)

culpaDios, está siempre listo para darte otra oportunidad. Esto es un fundamento del Cristianismo. Todos hemos sido irresponsables. Todos hemos caído. La Biblia nos dice, “No hay una sola persona en la tierra que siempre sea buena y nunca peque.” (Eclesiastés 7:20 NTV)

Dios no quiere que vivas con una carga pesada de culpabilidad por toda la irresponsabilidad en tu vida. La culpabilidad destruye tu autoestima, daña tus relaciones, te mantiene atrapado en el pasado, y hasta daña tu salud. Unos años atrás leí un reporte que decía que el 70 por ciento de la gente en el hospital podría salir si supieran como resolver su culpabilidad.

Dios quiere algo mucho mejor que eso para tu vida. Tú no quieres vivir con culpabilidad. Y aquí está una verdad importante para tenerla siempre presente: Tú no tienes que hacerlo.

Dios quiere que vivas con un sentido de promesa y esperanza. Dios, hasta puede sacar algo bueno de las decisiones tontas que has hecho en tu vida, si tú le entregaras esos fracasos a Él.

¿Cómo haces eso?

Admite a Dios que has cometido un error. Eso no le va a sorprender a Él. Y eso no cambiará Su percepción de ti. Espero que tu tomes este paso hoy. Cuando lo hagas, aquí está lo que puedes esperar de Dios:

  1. Dios te perdona instantáneamente. En el mismo momento que admites tu pecado a Dios, Él te perdona.
  2. Dios te perdona gratuitamente. No necesitas ganártelo, y nunca lo vas a merecer.
  3. Dios te perdona completamente. El borra tu pecado, quedas absolutamente limpio.

Si estás atrapado en la culpa y la vergüenza, probablemente perpetuarás cualquier problema que tengas. Te dirás a ti mismo que lo arruinaste y que eres malo. Partiendo de que eres malo, crees que lo vas a arruinar de nuevo. Es un ciclo desagradable en el que usualmente no vemos salida — al menos no por nuestra propia cuenta.

Necesitas un poder más allá de ti mismo. Necesitas un Salvador. Necesitas a Jesús.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo has visto que la culpabilidad afecta otras personas físicamente, emocionalmente, mentalmente, y espiritualmente?
  • ¿Qué es lo que no te deja pedirle a Dios que te perdone?
  • ¿Por qué cosa necesitas pedir perdón hoy?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s