Por Rick Warren

“Durante seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el día séptimo es de reposo en honor del Señor tu Dios.” (Éxodo 20:9-10 RVC)

maxresdefaultTodos tenemos que tomar una decisión consciente para hacer tiempo para las cosas que no sean trabajo. Si no lo hacemos, nunca vamos a descansar. Yo tomo una decisión consciente sobre la cantidad de horas que voy a trabajar cada semana, y me someto a ese plan. Animo a todos a hacer lo mismo. De lo contrario, se nos agotarán las fuerzas rápidamente.

Es como un arco y una flecha. Cuando un arco está constantemente tensado y apretado, pierde su poder. Tiene que ser destensado periódicamente. Tienes que obligarte a ti mismo para establecer horas realistas y luego someterte responsablemente – y pedirle a alguien que te supervise en el proceso.

Obtener un descanso adecuado no es la psicología popular o simplemente un buen consejo. Es tan importante para el corazón de Dios que lo puso en los Diez Mandamientos, junto con “no matarás”, “no mentirás,” y “no robarás”. “Tomar un día libre cada siete días”, fue incluido por Dios en la lista de los 10 primeros comportamientos morales. ¿No deberíamos incluirlo nosotros también?

La Biblia dice: “Durante seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el día séptimo es de reposo en honor del Señor tu Dios.” (Éxodo 20: 9-10 RVC). A esto le llamamos el día de reposo, que significa simplemente un “día de descanso”. ¿Qué es lo que haces en tu día de reposo?

  1. Descansa tu cuerpo. Si tú no tomas tiempo libre, tu cuerpo te hará tomar tiempo libre. Tu espalda se apagará. Tendrás dolor de cabeza. Te vendrá una gripe fuerte. Dios no diseñó nuestros cuerpos para ir sin descanso. ¡Es por eso que a veces la cosa más espiritual que tú puedes hacer en tu día de reposo es tomar una siesta!
  2. Recarga tus emociones. Todo el mundo lo hace de manera diferente. Para algunos, la recarga ocurre a través de la tranquilidad. Otros rejuvenecen a través de la recreación. Otros rejuvenecen a través de las relaciones. Descubre lo que se necesita para recargar tus emociones, y lo conviertes en una parte regular de tu día de reposo.
  3. Reorienta tu espíritu. Tienes que adorar en tu día de reposo. Tómate el tiempo para centrarte en Dios en lugar de todos tus problemas. La adoración pone todo en perspectiva. Reduce el tamaño de tus problemas. Te recuerda que Dios todavía está en su trono. Él te ayudará a través de cualquier lucha que estés pasando. De pronto el problema que te ha abrumado durante toda la semana se reducirá de tamaño significativamente.

Todos necesitamos un día de reposo en nuestras vidas. No tiene que ser el domingo. Puede ser cualquier día de la semana, pero hay que tomar un día libre a la semana para descansar tu cuerpo, recargar tus emociones, y reorientar tu espíritu.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué tipos de signos mentales, emocionales, espirituales y físicas notas cuando tú no estás recibiendo suficiente descanso?
  • ¿Cuál suele ser el mayor obstáculo para tomar un día de reposo semanal?
  • ¿Cuál es la mejor manera para que tú puedas recargar las emociones?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s