Por Rick Warren

“El Señor es bueno con todos; desborda compasión sobre toda su creación.” (Salmo 145:9 NTV)

dios-te-ama-juan-3-16.jpgUna de las cosas que me irritan son las regaderas que ahorran agua. ¡No las soporto! Solo sale un chorrito. No es una ducha; ¡es una gotera! Soy bastante robusto, y me toma mucho tiempo mojarme con una gotera.

¡No le llames ducha a menos que sea una ducha!

Por eso creo tan importante lo que la Biblia nos dice sobre el amor de Dios.

La Biblia dice que, “El Señor es bueno con todos; desborda compasión sobre toda su creación.” (Salmo 145:9 NTV).

El amor de Dios por ti no es una gotera. La Biblia dice que Dios nos desborda con su amor. Él no es tacaño como las regaderas que ahorran agua.

Salmos 42:8 dice, “Pero cada día el Señor derrama su amor inagotable sobre mí…” (NTV).

Cuando uso aderezo para ensalada, no soy de las personas que toman un poco con el tenedor para darle un toquecito de sabor. ¡Yo lo derramo en la ensalada! ¡Algunas veces parece que quiero más aderezo que ensalada!

Así es el amor de Dios para ti. Dios vierte su amor sobre ti todo el tiempo. Él no aprueba todo lo que haces, pero te ama incondicionalmente.

¿Cómo puedes saber que Dios te ama?

  1. Dios está atento a cada detalle de tu vida. Él observa cada instante de tu vida desde tu concepción. Él ha visto cada logro, caída, los momentos buenos, malos y feos, nunca te ha quitado la vista de encima. Dios pone atención a todos los detalles. Eso es lo que hace el amor. Tú le pones atención a lo que amas.
  2. Dios actúa de parte tuya. El amor se trata de dar. Cuando amas a las personas, conviertes sus problemas en tus problemas. Jesús hizo eso. Él se apropió de tus problemas antes de que supieras que los tenías. De hecho, el resolvió tu problema más grande al morir por ti en la cruz antes de que nacieras. El amor es acción. Y Jesús toma la iniciativa de parte tuya antes de que estés consciente de que lo necesitas. Él vino a ser tu Salvador.

En la historia de Navidad, la Biblia dice, “Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor” (Lucas 2:11 NVI).

¡Tú necesitas un Salvador! Si no lo necesitaras, Dios no hubiera enviado a Jesús.

Si existiera cualquier otra forma de que pudieras llegar al cielo, créeme – Dios no hubiera malgastado el esfuerzo de hacerlo. Él no hubiera enviado a Jesús a morir sin propósito alguno. Y ese es el ejemplo de amor más grande – Que alguien dé su vida por otro.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo has visto a Dios derramar su amor sobre ti?
  • Dios está atento a cada detalle de tu vida, y actúa en tu favor. ¿Cómo puedes aplicar esos mismos dos principios a tus relaciones?
  • ¿Qué dice de Dios el hecho de que Él vea cada detalle de tu vida y aún te sigue amando incondicionalmente?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s