Por Rick Warren

“Ustedes deben esforzarse por añadir virtud a su fe.” (2 Pedro 1:5a RVC)

hormiga-El Almirante Hyman Rickover fue el padre de la marina de guerra nuclear de los Estados Unidos. En una ocasión, entrevistó a un graduado de la Academia Naval para un trabajo en un submarino nuclear y dejó que el joven hablara durante dos horas acerca de lo que quería, y el cadete realmente trató de impresionar con su inteligencia y habilidad.

Justo antes de que el joven se fuera, el Almirante Rickover le hizo una pregunta muy directa: “¿Cuándo estabas en la escuela y en toda tu vida, tú hiciste siempre lo mejor?” El joven empezó a decir “sí”, pero luego se dio cuenta de que no era cierto. “No,” dijo, “Yo no siempre hice lo mejor.” El Almirante Rickover lo miró con ojos penetrantes y le dijo: “¿Por qué no?”

¿Por qué no? La pregunta ardía en el corazón del joven, y la entrevista marcó un punto decisivo en su vida. Ese joven cadete se convirtió en el presidente número 39 de los EE.UU., fue Jimmy Carter, quien escribió un libro llamado ¿Por qué No el Mejor?

Si quieres dar lo mejor a Dios, hay tres cosas que debes hacer que cada soldado entiende.

  1. Tú debes definir qué es aquello por lo que se puede morir. Hasta que tú sepas por lo que estás dispuesto a morir, tú no estás listo para vivir o amar. Los soldados saben que hay algunas cosas más valiosas que su propia vida. Incluso Jesús habló al respecto: “El amor más grande se muestra cuando una persona da su vida por sus amigos”(Juan 15:13b NVI). Tú mides el amor no por lo que la gente te dice sino por su voluntad de sacrificio.
  2. Tú debes sacrificar tu propia comodidad. Los soldados hacen esto todo el tiempo. Sirven en temperaturas extremas y dan el control de sus horarios y no están haciendo un montón de dinero. Ellos sacrifican muchas cosas. No te conviertes en un gran hombre o mujer de Dios sin sacrificio. Tú no te conviertas en grande por hacer lo que es fácil o cómodo. Tú te conviertes en grande por comprometerte con algo más grande que tú mismo y luego estar dispuesto a sacrificarte por ello. Cuanto mayor sea tu sacrificio en la vida, mejor será tu carácter. La Biblia dice en 2 Timoteo 2:3, “Soporta el sufrimiento junto conmigo como un buen soldado de Cristo Jesús.” (NTV).
  3. Debes eliminar las distracciones. La Biblia dice: “Ningún soldado que quiera agradar a su superior se enreda en cuestiones civiles. (2 Timoteo 2:4 NVI). Los soldados saben que no pueden ser distraídos por la vida civil si quieren estar preparados para responder a las órdenes de un líder.

Si quieres ser grande, si quieres ser lo mejor que puedes ser, tienes que empezar a gastar más de tu tiempo, dinero y energía en cosas que van a durar para siempre y menos tiempo, dinero y energía en las cosas que realmente no importan.

Si quieres dar lo mejor a Dios, ¿por qué no empezar con estos tres pasos?

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Por qué estás dispuesto a morir?
  • ¿A qué puedes renunciar con el fin de ganar más tiempo para las cosas que importan en la vida?
  • ¿Qué te distrae o te impide centrarte en el propósito de Dios para ti y tu inversión eterna?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s