Por Rick Warren

descarga“Pero ¡qué importa! Con segundas intenciones o sin ellas, Cristo es anunciado, y eso es lo que me hace y seguirá haciéndome feliz.” (Filipenses 1:18 BLP)

Puedes ser feliz, sin importar lo que acontezca en tu vida si es que no permites a otros controlar tu actitud.

En Filipenses 1:15-17, Pablo habla de dos tipos de personas que afectaban su ministerio mientras estaba encarcelado en Roma. Estaban los que él consideraba camaradas y que lo animaban en su ministerio. Otros estaban criticándolo, compitiendo con él, o conspirando contra su ministerio.

“Es cierto que algunos predican acerca de Cristo por celos y rivalidad, pero otros lo hacen con intenciones puras. Estos últimos predican porque me aman, pues saben que fui designado para defender la Buena Noticia. Los otros no tienen intenciones puras cuando predican de Cristo. Lo hacen con ambición egoísta, no con sinceridad sino con el propósito de que las cadenas me resulten más dolorosas(Filipenses 1:15-17 NTV).

Pocas cosas pueden robar tu felicidad más fácilmente que el ser criticado por otros o percibir que hay quienes están trabajando en tu contra. ¿Por qué? Porque todos queremos ser amados. Todos queremos aprobación. Queremos agradar a los demás.

Sin embargo, Pablo dice en Filipenses 1:18, “Pero ¡qué importa! Con segundas intenciones o sin ellas, Cristo es anunciado, y eso es lo que me hace y seguirá haciéndome feliz.” (BLP)

No necesitas la aprobación de los demás para ser feliz.

¡Eres feliz hasta el punto que escojas serlo! Si otros son infelices contigo, esa es su decisión. Si no has conseguido hasta ahora la aprobación de alguien, probablemente jamás la conseguirás en el futuro. Y vas a llevar una vida miserable procurando tener la aprobación de todas las personas.

Luego, en los versículos 29 y 30 Pablo explica la razón por la que puedes ser feliz independientemente de lo que pase: “Pues a ustedes se les dio no solo el privilegio de confiar en Cristo sino también el privilegio de sufrir por él. Estamos juntos en esta lucha. Ustedes han visto mi lucha en el pasado y saben que aún no ha terminado.(NLT).

Pablo dice que es un privilegio sufrir al hacer lo correcto, pues te asemejas más a Jesús cuando alguien te está clavando en una cruz, y procura dominarte.

Tú puedes ser feliz —independientemente de las cosas que te rodean— si enfrentas cada problema desde la perspectiva de Dios y jamás das lugar a lo que otras personas digan o hagan para controlar tu felicidad.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Para obtener la aprobación de quién has estado trabajando? ¿Por qué crees que necesitas la aprobación de esa persona?
  • ¿Por qué hay mayor libertad en la aprobación de Dios que en la de cualquier otra persona?
  • Cuando te sientes más atacado o criticado, ¿cómo puede Dios estar obrando en ti y a través de ti?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s