No Siempre consigues lo que te Mereces

imágenes-con-frases-de-la-vida“Por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no ha sido en vano.” (1 Corintios 15:10a RVC)

Si creciste en los Estados Unidos, probablemente escuchaste frases como estas:

  • Si suena demasiado bueno para ser cierto, no es cierto.
  • Hacemos dinero como en los viejos tiempos — trabajamos para ganarlo.
  • Eso de que el almuerzo es gratis, nolo creas.
  • No hay ganancia sin sacrificio.
  • Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos.

Todo lo que el estilo de vida Americano nos enseña es que en la vida cosechas lo que siembras. Valoramos el trabajo, sudor, esfuerzo y rendimiento. Eso se llama la ética de trabajo norteamericano.

En general, me gusta esa fuerte ética de trabajo. Dios quiere que trabajemos en nuestros empleos como si estuviéramos trabajando para Él. Pero Dios nunca se relaciona con nosotros basado en nuestro desempeño. La Biblia nos dice que todo lo que Dios hace en nuestras vidas – todas las bendiciones que tenemos, todo don que recibimos – viene a través de su gracia.

En otras palabras, Él no nos da lo que nos merecemos.

Tú dirás, “¡Un momento! ¡Yo he trabajado por todo lo que tengo! He puesto mucho sudor y empeño en ello” Pero la verdad es, que si Dios no te da la suficiente energía y cerebro para trabajar, tú no tendrías nada de eso. Cada respiro que das es un regalo de Dios. Él no te debe el próximo respiro que tomes. Todo es puramente un regalo de Él.

Somos salvados por gracia. Dios nos bendice por gracia. Dios nos enseña por gracia. Dios nos usa por gracia. Dios nos lleva al cielo por gracia.

La Biblia es muy clara que todo lo que tenemos es por la gracia de Dios: “Por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para conmigo no ha sido en vano.” (1 Corintios 15:10a RVC).

Necesitas el poder de Dios en tu vida. Necesitas sus principios para vivir. Necesitas Su plan para guiar tu vida. Necesitas Su propósito para vivir.

Pero no se puede ganar nada de eso. Aunque tú y yo merecemos algo mucho peor, hemos recibido todas estas cosas por gracia. Son un regalo.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo ha sido distorsionada tu visión de Dios por la falsa suposición de que tienes que ganarte el favor de Dios?
  • Dios nos da todas las bendiciones basado en su propia gracia y no en nuestra dignidad. Entonces ¿Cuál es nuestro incentivo para hacer lo que Él quiere que hagamos?
  • ¿De qué manera el entender que todo lo bueno en tu vida es por la gracia de Dios, cambia la forma de interactuar con Dios? ¿Qué hay con respecto a los demás?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s