Por Rick Warren

“Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse.” (Proverbios 24:16a NTV)

Nunca olvides esta verdad: El fracaso probablemente no te matará.

12pasoshaciaelexito-yopuedo-yoquieroSiempre exageramos los efectos del fracaso. Sacamos de proporción las posibilidades de fracasar. Fracasar o fallar no es el final del mundo. El miedo al fracaso es mucho más perjudicial que el fracaso.

Proverbios 24:16 dice, “Los justos podrán tropezar siete veces, pero volverán a levantarse.” (NTV) Inclusive los juntos tropiezan. Cometen errores, fracasan.

Las personas exitosas no son personas que nunca fallen. Son personas que se levantan y lo siguen intentando. Las personas exitosas simplemente no saben cómo renunciar.

¿Has oído hablar de estos fracasos?

  • George Washington perdió dos tercios de todas las batallas que enfrentó. Pero ganó la guerra revolucionaria y más tarde se convirtió en el primer presidente de EE.UU.
  • Napoleón se graduó de número 42 en una clase de 43. Luego salió y ¡llegó a conquistar Europa!
  • En 21 años Babe Ruth hizo 714 jonrones, pero ponchó 1.330 veces. Ponchó a casi el doble que sus jonrones.
  • El famoso novelista John Creasey recibió 753 notas de rechazo antes de publicar 564 libros.
  • Rowland Hussey Macy fracasó siete veces en el comercio minorista antes de iniciar el almacén grande de Macy’s.

Las personas exitosas son personas comunes y corrientes que tienen muchísima determinación. Siempre siguen adelante. Saben que nunca es un fracaso hasta que ellos decidan renunciar.

Así es como reduces tu miedo al fracaso. Lo redefines.

No fracasas si no alcanzas una meta específica. El fracaso no es tener una meta. El fracaso es no levantarse de nuevo una vez que caes. Es negarse a intentarlo.

En el primer día de kínder, me equivoqué de aula. Te imaginas que hubiera llegado a mi casa a decirles a mi papá y a mi mamá, “¡Soy un fracaso en el estudio!” no sirvo para la escuela.” Por supuesto que no.

Sigue adelante. Si al principio no tienes éxito, no hay problema. Nunca eres un fracaso hasta que te des por vencido.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿A quién admiras porque ha luchado con el fracaso? ¿Qué hace a esta persona admirable?
  • ¿Cuál es el mayor fracaso que has soportado? ¿Qué te enseñó ese fracaso?
  • ¿Qué te ayuda y motiva a seguir cuando enfrentas un posible fracaso?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s