Por Rick Warren

“Su fortaleza espiritual proviene de la gracia de Dios y no depende de reglas.” (Hebreos 13:9b NTV)

2672015232022vol_05Dios te ama tal como eres, pero te ama demasiado como para dejarte permanecer de la misma forma. Esa es una de las verdades más reconfortantes sobre Dios, en la cual podemos descansar acerca de nuestro crecimiento espiritual.

La gracia de Dios no solo nos salva de las consecuencias de nuestro pecado. La gracia comienza a moldearnos a la imagen de Jesús.

Algunos aceptan la gracia de Dios cuando Él los salva, pero luego intentan crecer en la vida cristiana a través de sus propias fuerzas. La Biblia dice que es imposible: “Su fortaleza espiritual proviene de la gracia de Dios y no depende de reglas.” (Hebreos 13:9b NTV).

La gracia de Dios te ayuda a convertirte en la persona que realmente quieres ser – la persona que Dios quiere que seas. Te moldea y te da nueva forma. La Biblia le llama a esto santificación. La Biblia también dice en Jeremías que Dios es el alfarero y nosotros somos la arcilla. Él nos tiene en la rueda del alfarero. Desafortunadamente, mientras nos moldea, tendemos a salir de la rueda del alfarero y a decirle, “Gracias, Señor, pero creo que podré cuidarme solo. Podré moldearme de la forma correcta.”

Ahí es cuando le damos un duro golpe a nuestro crecimiento espiritual.

Uno de los mayores problemas del Cristianismo es que generalmente al principio la gente comienza enfocándose en una relación con Dios, pero luego lo transforman en una lista de reglas. Comienzan enamorados de Dios y luego caen en síndrome religioso de rituales y reglas.

Si esa no es la forma de vivir una vida cristiana, ¿entonces cuál es? La Biblia dice,  “Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él” (Colosenses 2:6 NVI).

No te has convertido en cristiano prometiéndole a Dios hacer cosas buenas. No puedes crecer como cristiano prometiendo ser bueno tampoco. Vives una vida cristiana simplemente recibiendo la gracia de Dios y dejándola moldear tu vida.

¿Dejarás que Dios te haga crecer a través de la gracia, o simplemente intentarás ser buena persona?

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son algunas de las formas más significativas en las que has visto tu crecimiento espiritual?
  • ¿Crees que la gente encuentra fácil aceptar la gracia de Dios para la salvación que para la santificación? ¿Por qué?
  • ¿Tienes un rol pasivo o activo en dejar que Dios te haga crecer a través de la gracia?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s