Por Rick Warren

“No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.” (Romanos 12:9-10 NTV).

Si quieres un cambio duradero en tu vida, debes llenar tu vida de amor.

022011_08El amor es lo único que puede cambiar lo inmutable. El amor vigoriza. El amor revitaliza. El amor renueva. El amor refresca. El amor es la fuerza más poderosa del universo, porque Dios es amor. No dice que tiene amor; dice que Él es amor. El amor cura lo que de otro modo no puede ser curado. El amor fortalece. El amor da energía. El amor te da la capacidad.

“No finjan amar a los demás; ámenlos de verdad. Aborrezcan lo malo. Aférrense a lo bueno. Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente.” (Romanos 12:9-10 NTV).

“Deléitense al honrarse mutuamente.” ¡Me encanta! ¿Sabes lo que significa? Esto significa que cuando la gente en tu grupo pequeño tiene una victoria en su salud, finanzas, o cualquier meta que se han propuesto, es necesario celebrar con ellos. Celebrar sus victorias. ¿Rebajaste dos libras más? ¡Felicitaciones! ¿Redujiste tu deuda un poco? ¡Fantástico! ¿Tuviste un gran avance en tu matrimonio? ¡Estupendo! La Biblia dice que nos deleitemos honrándonos mutuamente y que mostremos afecto genuino.

Aquí está lo más sorprendente: Dios ha diseñado la vida de manera que cuando ayudas a otras personas, Dios se encarga de tus problemas. Dios está mirándote y no te pregunta si “¿estás ayudándote a ti mismo?”, más bien Él pregunta si “¿estás ayudando a los demás?” ¿Deseas ayuda con tus metas? Empieza a ayudar a otras personas con sus metas. Muestra amor. Entrégate, hay sanidad en dar de lo que has recibido.

¿Recuerdas la historia de Job, donde lo perdió todo? Él perdió su salud, perdió a su familia, perdió su riqueza. Lo perdió todo. Al final del libro, Dios le devolvió todo. ¿Por qué? ¿Porque Job oró por sí mismo? No, dice: “Después de haber orado Job por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo y le dio dos veces más de lo que antes tenía.” (Job 42:10 NVI).

¿Por qué necesitas estar en un grupo pequeño? No sólo porque otras personas pueden ayudarte, sino porque tú puedes ayudar a los demás. Para que puedas orar por esas personas, y entonces Dios te ayude a ti. Date a los demás en amor, y luego mira a Dios obrando en tu vida.

Reflexiona sobre esto:

  • Piensa en las formas de como mostrar amor a los demás cada día. ¿Cuál es la motivación detrás de tu amor?
  • ¿Cómo amar a los demás ha bendecido tu vida?
  • ¿Cuáles son las personas en tu vida que necesitan tu amor y tu apoyo o con las que hoy necesitas celebrar?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s