Por Rick Warren

“Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.” (Filipenses 1:9-11 NVI)

dios-creer-orar-luchar-confiar-300x278Quiero que pienses en alguien que te irrita – tal vez alguien con quien tuviste una relación complicada o con quien has tenido fricciones. Tengo dos preguntas para ti: Una, ¿Oras por esa persona? O ¿solo te quejas y te sigues quejando, refunfuñando o criticando? Si oraras más, tendrías mucho menos de que quejarte, regañar o criticar. Es tu decisión.

¿Funciona el quejarse? No. ¿Orar funciona? Sí. Así que ¿por qué haces más de la cosa que no funciona que de la que sí funciona?

Pablo dijo en Filipenses 1:4, “Siempre que oro, pido por todos ustedes con alegría” (NTV).

Pablo no simplemente oró por las personas en su vida. ¡Oró con alegría!

La oración positiva es más efectiva que el pensamiento positivo. Todo el pensamiento positivo en el mundo no va a cambiar a tu esposo o esposa o tu hijo o tu amigo o tu situación. El pensamiento positivo te puede cambiar, pero no cambiará a nadie más. Sin embargo, la oración positiva puede hacer la diferencia en alguien más.

¿Quieres saber la mejor forma de convertir una mala relación en una buena? ¡Comienza a orar por la otra persona! Eso te cambiará, y puede cambiar a la otra persona.

Pablo aún nos dice como orar por otros: “Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios” (Filipenses 1:9-11 NVI)

De estos versículos, podemos aprender a orar por las personas en nuestras vidas de cuatro formas:

Ora para que crezcan en amor:Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y buen juicio.

Ora para que hagan decisiones sabias: “… para que disciernan lo que es mejor…”

Ora para que vivan con integridad: “… y sean puros e irreprochables para el día de Cristo …

Ora para que sean como Jesús: “… llenos del fruto de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.”

Has esta oración para ti y para todos en tu vida, y observa como Dios cambia la relación que pensabas que ya no tenía remedio. ¡Nada es imposible para Dios!

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Quiénes son las personas en tu vida con quienes tienes una relación tensa y necesitas orar por estas cuatro cosas?
  • ¿Cómo la oración positiva puede cambiarte también a ti y no solo a la persona por la que estás orando?
  • ¿Qué es el “fruto de justicia” que se produce por medio de Jesucristo? (ver Gálatas 5:22-23)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s