Por Rick Warren

“Dios es quien da la semilla al que siembra y el pan al que se alimenta. De igual manera, les dará a ustedes muchas semillas y las hará crecer para hacer una gran cosecha de justicia de ustedes. Ustedes tendrán toda clase de riquezas para que puedan ser generosos. La ofrenda que ustedes envíen con nosotros, motivará a muchos a dar gracias a Dios. Ustedes no sólo están supliendo las necesidades del pueblo de Dios, sino que también están sirviéndole a él. La ayuda que ustedes ofrezcan servirá para que muchos le den gracias a Dios.” (2 Corintios 9:10-12 PDT)

Lo que me da Dios, lo quiere dar a través de mí.

1059-imagenes-cristianas-de-amor.jpgDios está buscando personas con las que pueda bendecir al mundo. Él mira alrededor y pregunta, “¿Serás una copa, o serás un pitillo?” Si eres una copa, solo te llenarás, y eso es todo. Pero si dices, “Dios, seré un pitillo, y puedes enviar tus bendiciones a otros,” a través de mí, entonces esa es la clase de persona a la que Dios quiere bendecir.

La Biblia dice en 2 Corintios 9:10-11, “Dios es quien da la semilla al que siembra y el pan al que se alimenta. De igual manera, les dará a ustedes muchas semillas y las hará crecer para hacer una gran cosecha de justicia de ustedes. Ustedes tendrán toda clase de riquezas para que puedan ser generosos. (PDT).

Esta promesa está construida sobre tu voluntad de compartir lo que Él suple para ti. ¿Estás dispuesto a pasar las bendiciones de Dios a otros?

Podrías decir, “¡Espera un minuto! No soy lo suficientemente rico para ser generoso.” ¡Oh, sí lo eres! Sin importar lo mucho que tengas, puedes ser generoso. Hay una historia sobre una mujer en la Biblia que sólo tenía dos monedas, aun así, las entregó. Es un mito “No tengo suficiente para dar.” Siempre puedes dar algo. De hecho, tienes que dar algo, porque Dios te está probando. El versículo 12 dice, “Ustedes no sólo están supliendo las necesidades del pueblo de Dios, sino que también están sirviéndole a él. La ayuda que ustedes ofrezcan servirá para que muchos le den gracias a Dios.”

Cuando atraviesas un momento duro, y dices, “Dios, no tengo mucho, pero lo que tengo, estoy dispuesto a compartirlo. Sólo tengo un poco de comida aquí, pero estoy dispuesto a invitar a alguien a cenar. Estoy dispuesto a compartir lo que sea que tengo.” Dios promete hacer tres cosas por ti: Primero, crecerás espiritualmente. Segundo, te usará para suplir las necesidades de otras personas. Y tercero, Dios es alabado.

Cuando das de lo que tienes, Dios abrirá la puerta de bendición en tu vida como no puedes imaginar.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Con quién puedes compartir las bendiciones de Dios para ti esta semana?
  • Si no crees que tienes mucho que dar ahora mismo, ¿Qué piensas que Dios espera de ti?
  • ¿Cómo has visto a Dios bendecirte a través de lo que das?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s