Si quieres Cambiar, Comienza con tus Pensamientos

Por Rick Warren

“Dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes.” Efesios 4:23 (NTV).

maxresdefaultCambiar requiere una nueva forma de pensar. Para poder cambiar, necesitamos conocer la verdad y comenzar a hacer buenas decisiones, pero también debemos cambiar nuestra forma de pensar.

Tu forma de pensar determina cómo te sientes, y la forma como te sientes determina tu forma de actuar. Si quieres cambiar la forma de actuar, comienza cambiando tu forma de pensar. Además, si quieres cambiar tu forma de sentir, debes comenzar con tu forma de pensar.

Por ejemplo, puedes decir, “Necesito amar más a mi esposo,” pero eso no va funcionar. No puedes obligarte a sentir algo. Debes cambiar tu forma de pensar a cerca de tu esposo, a cerca de tus hijos, a cerca de tu esposa. Eso hará que cambies tu manera de sentir, lo cual después hará que cambies tu forma de actuar. La Biblia dice, “Dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes.” Efesios 4:23 (NTV).

La batalla contra el pecado, la batalla para tratar esos defectos en tu vida que no te gustan, comienzan en tu mente. Si quieres cambiar algo en tu comportamiento, o en tus emociones, comienza con tus pensamientos y tu actitud.

La renovación de tu mente está relacionada con la palabra “arrepentimiento.” Sé que la palabra arrepentimiento es una palabra fuerte para muchas personas. Piensan que significa algo malo, algo que ellos realmente no quieren hacer, algo doloroso. Ellos piensan en alguien parado en una esquina de la calle con un letrero que dice, “¡Arrepiéntanse! ¡El mundo está por llegar a su fin!”

Arrepentimiento es más que cambiar tu comportamiento. Es cambiar tu mente y aprender a pensar de forma diferente. “Arrepentirse” es simplemente hacer una vuelta en “U” en tu mente.

Das una vuelta del sentimiento de culpa a perdón. Das vuelta de frustración a libertad, de la oscuridad a la luz, del odio y amargura al amor.

Tal vez también necesites cambiar tu manera de pensar a cerca de Dios. Él no está enojado contigo; ¡Él está loco por ti! Tienes muchos defectos, pero eres profundamente amado por El.

Comienza por tu mente, y cambia tu forma de pensar a cerca de tus relaciones, la economía, el mundo, tu pasado, presente y futuro. Cambiando tu manera de pensar afectará tus emociones y comportamiento.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿De dónde puedes obtener el poder para hacer cambios quepiensas que no puedes hacer por ti mismo?
  • ¿Por qué piensas que se requiere arrepentimiento para renovar tu mente?
  • ¿De qué forma necesitas cambiar tu manera de pensar a cerca de tus relaciones más importantes?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s