“Por eso (Jesús) también puede salvar por completo a los que por medio de él se acercan a Dios, ya que vive siempre para interceder por ellos.” (Hebreos 7:25 NVI)

maxresdefaultCreo que los grupos pequeños son parte vital para ayudar a las personas desesperadas para encontrar sanación. Una de las partes que más me gusta de estar en un grupo pequeño es que puedes orar por los casos “desesperados” de otros. Podemos apoyarnos en la fe de otros cuando comenzamos a dudar.

En Lucas 5, hay una gran historia de un grupo pequeño de hombres que llevaron a un amigo que estaba paralizado y necesitaba la sanación viniendo a los pies de Jesús. Acá, encontramos siete características de un grupo pequeño que Dios usa para sanar. Hoy vamos a ver tres de esas características y mañana veremos el resto.

Compasión: Este hombre fue sanado porque sus amigos se preocuparon. Todo comienza con nosotros cuando nos preocupamos por las personas que están sufriendo. Romanos 15:2 dice: “Deberíamos ayudar a otros a hacer lo que es correcto y edificarlos en el Señor.” (NTV). Dios usó a estos hombres porque eran sensibles a la necesidad de un amigo. Y Él nos usará cuando no estemos tan preocupados por nuestras propias necesidades si no cuando empecemos a preocuparnos más por las necesidades de los demás.

Fe: Los hombres creían que Dios sanaría a su amigo. Échale un vistazo a Lucas 5:20, Al ver la fe de ellos, Jesús dijo: —Amigo, tus pecados quedan perdonados.” (NVI). No fue la fe del paralitico, que lo sano; fue la fe de sus amigos. ¿Cuántas personas conoces que están tan paralizados que no pueden creer en Dios? Ahí es cuando tenemos que creer por ellos.

Intervención: Estos amigos no solo oraron por su amigo; tomaron acción también. No es suficiente sólo orar por alguien que está sufriendo y atrapado en pecado. Tenemos que tomar acción. Jesús dice en Lucas 14:23: “Ve por los caminos y las veredas, y oblígalos a entrar para que se llene mi casa”(NVI). Hay una serie de ejemplos en la Biblia de personas que llevaban a otros a Jesús.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo luce la desesperanza?
  • ¿Crees que todos están al alcance de Jesús? Si es así, ¿qué estás dispuesto a hacer para unir a las personas “sin esperanza” a Jesús?
  • ¿Por cuál amigo lastimado has estado orando? ¿Qué acción puedes emprender para ayudar a esa persona a sanar?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s