Concentraré en Agradar a Dios, no a las Personas

“Nuestro propósito es agradar a Dios, no a las personas. Solamente él examina las intenciones de nuestro corazón” 1 Tesalonicenses 2:4b (NTV)

10650017_10152469583938173_883141258451933273_nDios no te creo para ser lo que alguien más quiere que seas. Dios no te hizo para ser lo que tus padres quieren que seas, lo que tu novia o novio quieren que seas, lo que tu pareja quiere que seas o lo que tu jefe o tus amigos quieren que seas.

Dios te hizo para ser tú. Si vas a ser todo lo que puedes ser, tienes que rechazar el ser definido por otros.

Hebreos 11:24 dice, “Por la fe Moisés, ya adulto, renunció a ser llamado hijo de la hija del faraón” (NVI).

Moisés tenía una crisis de identidad. Él nació en la esclavitud hebrea, pero creció como la realeza egipcia, el nieto del Faraón. Cuando creció, tenía dos opciones: Podía pretender ser el nieto del Faraón por el resto de su vida y vivir una vida de lujos, fama y poder.

O podía admitir quién era realmente: un judío. Si lo hacía, su familia lo desterraría para vivir con los esclavos por el resto de su vida. Él caería en desgracia y humillación y viviría una vida de dolor y trabajos forzados.

¿Tu cuál escogerías?

La mayoría de las personas viven mentiras. Están intentado ser las personas que no son. Pero Moisés se negó a vivir una mentira porque era un hombre de integridad. Él insistió ser quién Dios lo hizo en contra de la presión de todos sus compañeros.

Esta es mi pregunta para ti: ¿A quién le estás permitiendo determinar tu identidad?

¿Son tus amigos y familia? Algunos de ustedes tuvieron un padre que murió hace años, pero todavía están intentando vivir su visión para tu vida. Algunos de ustedes están atados a lo que alguien, ex-marido o exesposa te dijo, y estás intentando probar que esa persona está equivocada. Algunos de ustedes están intentando ser lo que los medios sociales, la cultura y la competencia dicen que debes de ser.

Pero la Biblia dice esto: “Nuestro propósito es agradar a Dios, no a las personas. Solamente él examina las intenciones de nuestro corazón” 1 Tesalonicenses 2:4b (NTV)

La primera resolución que necesitas hacer es esta: “Yo decido que ya no permitiré que otras personas me presionen a su molde. Yo voy a ser lo que Dios quiere que sea. Voy a ser lo que Dios quiere que haga, y voy a cumplir el plan que Dios tiene para mi vida, no el plan para mi vida de alguien más”.

Amigos, eso es un éxito real. El éxito real en la vida es ser exactamente para lo que fuiste creado y nada más.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Quién o qué te está presionando para hacer algo que no eres y formando tu identidad?
  • Ocupa algo de tiempo escribiendo quién eres en Jesucristo. ¿Cómo define Él tu identidad?
  • ¿Cómo puedes descubrir para qué te creó Dios exactamente?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s