¿Qué clase de Diezmo es la Adoración?

Por Rick Warren

“Honra al SEÑOR con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.” Proverbios 3:9 (PDT)

maxresdefaultCuando era un niño pequeño, acostumbraba a comprar o hacer todos esos pequeños regalos caseros para mis padres. Cuando los vuelvo a ver, daban lástima. Pero cada vez que les daba a mis padres un presente, estaban entusiasmados. No que necesitaran nada de mí, porque así no era. Sólo les regocijaba el hecho de que había pensado en ellos.

Una vez cuando tenía 8 años de edad, fui a una tienda de segunda y compré un vestido por 25 centavos para mi mama. Yo creí que era un vestido realmente bonito. Era como talla cuatro, y mi mama era talla 12. El vendedor dijo: “Ricky, tu mamá no podrá poner ni un pie en ese vestido”. Estaba tan ofendido que me fui a casa llorando. Cuando le di el vestido a mi mamá, ella estaba tan emocionada. Cuando ella murió, encontré ese vestido en uno de sus baúles. Ella lo conservó todos esos años.

No hay nada que le puedas dar a Dios que Él necesite. Pero cuando le das una ofrenda, estás diciendo, “Dios, te amo. Estoy pensando en ti. Quiero que seas el primero en mi vida”.

La Biblia dice, “Honra al SEÑOR con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.” Proverbios 3:9 (PDT). A eso se le llama diezmar. Diezmar en realidad significa el diez por ciento, y es la primera parte de tus ingresos.

Diezmar no es solo honrar a Dios. También es un acto de adoración. Pero la Biblia dice que no todo tipo de ofrenda es un acto de adoración. Así que, ¿Qué tipo de ofrenda es adoración?

“El primer día de cada semana, cada uno debería separar una parte del dinero que ha ganado.” (1 Corintios 16:2a NTV).

Diezmar en adoración no está destinado. Eso significa que no lo controlas, no lo diriges, no le dices a Dios que hacer con ello.

Diezmar en adoración es dar cuando y donde adoras. Tu das la primera parte de tu dinero el primer día de la semana y dices, “Dios, tú eres primero en mi vida”.

Diezmar en adoración es planeado. No solo lo das espontáneamente. Piensas en darlo.

Diezmar en adoración es proporcional. Si no ganaste en esta semana, no diezmes nada. Si ganas poco, da poco. Si ganas mucho, da mucho.

Dios quiere tu corazón más que cualquier otra cosa. Él no quiere tu dinero. Él quiere lo que representa. El nervio más sensible en el cuerpo es el que va del corazón a tu billetera.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué tipo de actitud crees que quiere Dios que tengas cuando das?
  • ¿Cómo se compara tu actitud actual a la que Dios quiere que tengas?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s