Usa tu Dinero para Animar a la Familia de Dios

Por Rick Warren

“Ámense los unos a los otros con amor fraternal.” Romanos 12:10a (NVI)

imagesDios quiere primeramente que aprendas a amarlo a Él e invertir en lo que yo llamo el “Fondo del Tesoro.” Y después quiere que aprendas a amar e invertir en otras personas de la familia de Dios. A esto le llamo el “Fondo Mutuo.”

La Biblia dice en Romanos 12:10, “Ámense unos a otros con afecto fraternal, dándose preferencia y honrándose mutuamente.” (NVI).

¿Cómo inviertes en el Fondo Mutuo? Usando parte de tu dinero para fomentar el compañerismo, construir relaciones y demostrar amor.

Siempre que les das dinero a Dios, te acerca más a Él. Siempre que le das dinero a alguien, te acerca más a esa persona. Cuando le das dinero a las personas en tu pequeño grupo o inviertes en él, te acercas más a ellos. Siempre que escribes una nota dando ánimo, habrás invertido en el Fondo Mutuo. Cada vez que preparas o compras alimento para alguien enfermo, habrás invertido en el Fondo Mutuo. Siempre que abres tu casa a tu grupo pequeño y les provees de refrigerios, habrás contribuido al Fondo Mutuo. Siempre que contribuyes para cuidar los niños de alguien para que puedan asistir a una conferencia o retiro, habrás invertido en el Fondo Mutuo. Cuando un creyente esta desanimado y necesita a alguien para hablar y lo invitas a comer fuera y pagas la cuenta, habrás invertido en el Fondo Mutuo.

Tú puedes darle a Dios, y Dios dice que eso es almacenar tesoros en el Cielo. Pero puedes también dar a otras personas. Dios dice que cuando haces esto como un acto de amor es como invertirlo en el Cielo. Siempre que usas tus fondos para mostrar amor a alguien de la familia de Dios, estarás invirtiendo en el Fondo Mutuo.

¿Por qué debes hacer esto? ¿Por qué debes dar para fomentar el compañerismo? La Biblia dice que, “Esta ayuda que es un servicio sagrado no sólo suple las necesidades de los santos sino que también redunda en abundantes acciones de gracias a Dios. En efecto, al recibir esta demostración de servicio, ellos alabarán a Dios por la obediencia con que ustedes acompañan la confesión del evangelio de Cristo, y por su generosa solidaridad con ellos y con todos.” 2 Corintios 9:12-13 (NVI).

Tú puedes dar sin amar, pero no puedes amar sin dar.

 

  • ¿Cómo ha invertido la familia de Dios en tú vida a través de sus ofrendas? ¿Cuál ha sido el efecto en tu vida?
  • ¿Qué quiere Dios que hagas si no tienes el dinero para dar a otros creyentes para alentarlos?
  • ¿Cómo crees que responde Dios a lo que se hace sin amor?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s