Por Rick Warren

“A todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.” Juan 1:12b (NTV)

d2563a3c09c25635a80d6eb432cdbc1aAyer hablamos del por qué es importante para ti saber el propósito de tu vida para que Dios pueda usarte mientras estás aquí en la Tierra. Por lo tanto, si esta vida es una preparación para la eternidad, ¿cómo lo haces? ¿Cómo usas tu vida aquí para prepararte para la eternidad?

Lo primero es que tienes que conocer a Jesucristo.

La Biblia dice, “A todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios” (Juan 1:12b NTV). Observa que no todo el mundo es hijo de Dios – sólo aquellos que lo reciban en sus vidas. Dios quiere que puedas establecer una relación con Él confiando en Él.

Estableces una relación con Dios de la misma manera a estableces cualquier tipo de relación. Si quiero tener una relación con mi esposa, Kay, ¿qué tengo que hacer? En primer lugar, tengo que pasar tiempo con ella. Tengo que mostrarle que yo estoy invirtiendo tiempo en conocerla haciendo que el tiempo cuente. No se puede tener una relación con alguien que nunca se pase algún tiempo.

Esa es la misma manera que desarrollas una relación con Dios. Apartas tiempo en tu agenda para él. De hecho, haces que Él sea lo primero y más importante parte de tu día a través de un tiempo diario a solas con Él. Te apartas a solas con Dios, lo adoras y aprendes de Él. Pasas un tiempo significativo con Él.

Lo segundo que tienes que hacer para tener una relación es hablar. Hay muchas maneras de ser más intencional sobre tu vida de oración. Tal vez necesites comenzar un diario de oración de peticiones y oraciones contestadas. Puedes hacer una tarjeta de oración usando la Escritura y colocándola en el espejo del baño o en tu escritorio del trabajo de manera que te recuerde orar la Palabra de Dios. O tal vez tu familia tiene que tener un tiempo establecido para orar juntos cada día. Sea lo que sea que necesites hacer para aumentar tu conversación con Dios, ¡hazlo!

Nunca te arrepentirás de invertir tiempo, energía y tu vida en llegar a conocer mejor a Dios. Toma el primer paso hoy en estar listo para ser usado por Dios pasando tiempo con Él y hablando con Él.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Es tu relación con Dios lo más importante en tu vida? ¿Cuál es la evidencia en tu vida que esto es cierto?
  • ¿Qué necesitas cambiar en tu calendario para que puedas ser más consistente acerca del tiempo a solas con Dios?
  • Piensa en dos formas prácticas en que puedas aumentar o mejorar tu conversación con Dios, y ponlas en práctica de hoy.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s