Por Rick Warren

“Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios.” Éxodo 20:9-10a (NVI)

maxresdefaultLa Biblia está llena de instrucciones a cerca de cómo vivir el tipo de vida saludable que Dios planeó para nosotros.

Éxodo 20:9 dice, “Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios”(NVI). El descanso es tan importante para Dios que lo puso en los Diez Mandamientos. Quiere que te tomes un día libre cada semana. A eso le llamamos el Sabbath, que literalmente significa día de descanso, y Dios quiere que lo hagamos cada séptimo día. (El día no es importante. No tiene que ser un día en particular, sólo que sea cada séptimo día.) Es tan importante que hasta Dios descansó en el séptimo día cuando creo todo — No porque estuviera cansado sino para darnos un ejemplo de cómo debemos descansar.

¿Qué haces el día del Sabbath para que realmente sea un día de descanso?

  1. Descansa tu cuerpo. Dios nos hizo de tal forma que necesitemos descansar. Si la luz de temperatura alta del motor de tu auto estuviera en rojo, te detendrías porque sabrías que si no lo haces dañaría el motor. Dios dice que si no te tomas el séptimo día de descanso, si continuas produciendo adrenalina todo el día, todos los días, siete días de la semana, tu máquina va a explotar de alguna manera. Así que la mejor versión de ti requiere descanso. Tienes que tomarte el tiempo para descansar.
  2. Recarga tus emociones. ¡Solamente mantente en silencio! O tal vez necesites reconectar en tus relaciones. Tal vez existe alguna actividad recreativa que te rejuvenece. No estoy hablando de recreación competitiva. Algunos de ustedes no se recargan en el campo de golf. ¡Solamente se están enojando con otra persona!
  3. Reenfoca tu espíritu. Durante tu día de descanso, no te tomas el día libre de Dios. ¡Tú lo alabas! Alabarlo pone tu vida en perspectiva. Si tú estás muy ocupado para Dios, estás demasiado ocupado. Para que este tiempo pueda ocurrir, debes programarlo. Salmo 127:2 dice, “Es inútil que te esfuerces tanto, desde la mañana temprano hasta tarde en la noche, y te preocupes por conseguir alimento; porque Dios da descanso a sus amados” (NTV).

Dios disfruta dar descanso a los que ama. Proponte tomar tu día de descanso y ¡hazlo valer!

Reflexiona sobre esto:

  • Si pudieras hacer algo para rejuvenecer tu espíritu ¿qué sería?
  • ¿Cuál día tiene más sentido para que puedas tomarlo de descanso? ¿Por qué?
  • ¿Cómo podrías ayudar a tu familia y amigos a entender lo que es el día de descanso y por qué tienes el propósito de mantenerlo?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s