Concéntrate en la Opinión de Dios, no en lo que otros dicen

Por Rick Warren

“El temor humano es una trampa, quien confía en el Señor está a salvo.” Proverbios 29:25 (NTV)

0005Personas que han logrado grandes cosas en la vida tienen que enfrentarse a opositores que tratan de desanimarlos.

  • Cuando los hermanos Wright intentaron volar su primer avión, la gente les dijo que eso nunca sucedería porque los humanos no podían volar.
  • Cuando Moisés lidero a los israelitas a través del desierto, la gente se quejaba: “¡Vamos a morir! ¡Queremos volver a Egipto! “
  • Cuando John F. Kennedy dijo que los Estados Unidos enviarían un hombre a la luna, mucha gente dijo eso nunca se podrá hacer.

Cualquiera que haya intentado hacer algo grande siempre ha tenido que enfrentarse cara a cara con opositores.

La cosa es que, los opositores no son malas personas. Ellos simplemente pueden querer lo que es mejor para ti. Ellos pueden amarte.

Pero ellos no son Dios.

Así que no tomen sus opiniones como si fueran las opiniones de Dios.

La Biblia dice, El temor humano es una trampa, quien confía en el Señor está a salvo” (Proverbios 29:25 NTV).

Algunos de nosotros hemos sido discapacitados por las opiniones de los demás y ni siquiera nos damos cuenta. En cierto sentido, algunos de nosotros nos hemos vuelto adictos a la aprobación de otros.

Otra traducción de Proverbios 29:25 dice: “Es peligroso preocuparte por lo que otros piensan de ti, pero si confías en el Señor, estás seguro” (GNT).

Cuando prestas más atención a las opiniones de los demás que a la opinión de Dios, permanecerás al margen cuando Dios te quiera en el juego. Te quedarás encerrado en una prisión de miedo hecho por ti mismo.

Las opiniones de otras personas pueden desviarte del propósito de Dios para tu vida.

No dejes que eso suceda.

En Isaías 8:13 La Biblia dice, “Solo al Señor Todopoderoso tendrán ustedes por santo, solo a él deben honrarlo, solo a él han de temerlo”. (NVI)

Entonces, rompe las cadenas del miedo y persigue la visión de Dios para tu vida. Él es tu mayor motivador. Él quiere que tengas éxito, y Él está trabajando en tu vida para que lo hagas.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Has visto a opositores detener a alguien para que no sigan sus sueños?
  • ¿Cuándo los opositores te han desviado o casi desviado de tu propósito? ¿Qué aprendiste de esa experiencia?
  • ¿Cuál es el sueño o la visión que Dios te ha dado y que puedes tomar para lograr una nueva manera de empezar esta semana?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s